Yoga para Embarazadas

En tan solo 9 meses que dura tu embarazo, tu cuerpo y mente se van a transformar profundamente para recibir a tu bebé. 

Practicar yoga te ayuda a integrar esos cambios y vivir tu embarazo plenamente.

¿Cuándo empezar?

Las clases de Yoga Embarazadas están indicadas para realizar durante el segundo y tercer trimestre de embarazo. No se recomienda empezar ninguna actividad física nueva antes de la semana 12 de gestación.

Clases PresencialesClases online

El embarazo es un excelente momento para practicar yoga. Cultivar un buen estado físico y emocional en el embarazo te ayudará a vivirlo de manera consciente, sentirte mejor contigo misma y con los cambios de la nueva etapa.

Practicar yoga en el embarazo te ayudará a crear un espacio gustoso dentro de ti para tu nuevo bebé. Además, esta práctica contribuirá a que te prepares física y mentalmente para el parto y  te aportará una buena base de consciencia corporal que facilite tu recuperación postparto.

Las clases de yoga para embarazadas están diseñadas específicamente para este periodo, creadas para ofrecer un profundo trabajo a cada mujer (tanto si ya es practicante de yoga como si se inicia en la práctica en este momento), respetuoso con las particularidades físicas y emocionales de la futura madre.

¿Cómo es una clase de yoga para embarazadas?

Yoga adaptado

Las transformaciones del embarazo requieren adaptaciones de la práctica física de yoga que son específicas para este periodo.

Consciencia corporal

Mediante preposturas de yoga (pre-asana) y movimiento somático realizamos un profundo trabajo físico que te permite sentir, estirar y fortalecer tu cuerpo así como reeducar tu patrón postural.

Respiración

En el embarazo compartes tu respiración con tu bebé. Aprendes a generar espacio dentro de ti para tener una respiración plena y a como usar la respiración para generar calma, confianza y manejar el dolor.

Suelo pélvico

Descubre tu suelo pélvico y aprende a darle el tono adecuado para facilitar el nacimiento de tu bebé. Descubre la increíble conexión que tiene con la boca.

Relajación

Después del movimiento nutritivo de la clase lograrás una relajación más profunda. Exploramos distintas opciones de posturas restaurativas que nos aporten descanso.

Compartir experiencia

Compartimos cómo estamos con otras mujeres embarazadas y nos nutrimos de otras experiencias que nos permiten ir conociendo los factores comunes que tiene la fisiología del embarazo.

¿Qué beneficios tiene el yoga en el embarazo?

Mejora la circulación sanguínea

Ayudando al retorno venoso y linfático de las piernas hacia el corazón.

Mejora la estabilidad articular

Aprendes a fortalecer la musculatura para aportar estabilidad a tus articulaciones.

Previene y alivia las molestias de espalda

Partimos siempre del posicionamiento óptimo de la pelvis.

Mejora el patrón respiratorio

Aprendes a generar una respiración amplia en cada momento del proceso.

Mejora el estado anímico

Aprendes a generar calma y te sientes mejor en tu cuerpo.

Te prepara para el parto

Durante el embarazo, el cuerpo aprende opciones de movimiento que tendrá totalmente integradas en el momento del parto.

Creas comunidad

Conectas con embarazadas de tu misma zona con las que podrás compartir la crianza. La crianza en compañía es mil veces mejor que en soledad.

Genera confianza en el cuerpo

La consciencia corporal aumenta tu nivel de confianza en tu cuerpo y en tu bebé, fundamentales para las etapas siguientes.